Navia

Puerto navia Puerto de Vega, en el concejo de Navia

El Cantábrico baña la costa de Asturias de Oriente a Occidente, dejando su huella en cada uno de los concejos costeros, todas diferentes y sorprendentes. En Navia, podremos disfrutar de algunas de las mejores playas del Occidente de Asturias, la gastronomía autóctona o retroceder en el tiempo y visitar un asentamiento de la edad de los metales.

La villa de Navia, y capital del concejo, nos ofrece multitud de opciones en lo que a turismo se refiere. Como es sabido, hay tantas formas de viajar como viajeros, y es por ello que Navia se ha intentado adaptar con el paso del tiempo a cada una de ellas. Todos los viajeros son bienvenidos en esta villa, desde los peregrinos del Camino de Santiago hasta los autocaravanistas. El concejo de Navia está en el Occidente Asturiano, a unos 100 km de Oviedo y de Gijón (107 km desde Oviedo; 102 km desde Gijón y 66 Km desde el aeropuerto de Asturias). Formado por 8 parroquias (Andés, Anleo, Navia, Piñera, Polavieja, Puerto de Vega, Villapedre y Villanueva) y su capital, que recibe el mismo nombre.

Sólo cuando vemos una foto aérea de esta villa podemos observar la belleza de su ría y al mismo tiempo su inmensidad. Navia se encuentra a un lado de la ría homónima y si atravesamos el puente de El Espin vemos como el pueblo ha ido creciendo siempre a la larga, siguiendo el cauce natural de su ría, un elemento más en la vida de los habitantes de esta villa. Así, también podremos contemplarla desde el parque en honor a Don Ramón de Campoamor, nacido en Navia en 1817.

Navia2

Paseando y adentrándonos por las pequeñas calles descubriremos la Muralla medieval. En la actualidad conserva 3 arcos y se encuentra plenamente integrada en la calle Mariano Luiña. Si seguimos nuestra ruta, llegaremos al Ayuntamiento del concejo, cuyo reloj tiene una inscripción del siglo XIX. Sin embargo, y según los entendidos, el edificio cuenta con todos los requisitos para ser del XVIII. Llamativas son sus puertas, y su fachada, pues está muy cuidada. Sin dejar la zona del ayuntamiento podremos ver la Casa de la Marquesa Navia – Osorio y su escudo, en un excelente estado de conservación. En esta Casa nacieron todos los marqueses Navia – Osorio durante el siglo XVIII. Y de la casa de la Marquesa, a la de los Marqueses de Santa Cruz, junto a la iglesia. Esta casa también cuenta con escudo en su fachada. Sus coloridas ventanas y las flores que tiene a su alrededor, nos regalan una bonita instantánea de esta noble Casa que cuenta con su historia. Y es que, el Marqués de Santa Cruz decidió donar toda su fortuna para construir un nuevo templo parroquial, pues sufría sabiendo que el que había estaba en ruinas. Así,  la Iglesia de Nuestra Señora de la Barca data de 1895 y sustituye a la del siglo XIV.  Navia es tierra de nobles, y una que quizá no sea tan conocida, pero no por eso menos bella es la conocida como Casa del Marqués de Maldonado, justo encima del Montemar. El paso del tiempo se nota, pero su escudo sigue casi intacto, y de nuevo podemos apreciar como la Casa se pintaba de blanco y las ventanas gozaron en su día de un color más llamativo.

Muralla Navia

Como pueblo costero, el marisco y el pescado nunca faltan. Así, todavía hoy en día podemos ver a los aficionados a la pesca coger su caña y armarse de paciencia esperando a que algún pez pique, bien sea junto a la ría o en el paseo que nos lleva a la playa. La pesca y el mar siguen presente en la vida de los naviegos, bien sea practicándola o porqué no, disfrutando de los manjares que el Mar Cantábrico nos regala en alguno de los restaurantes del casco urbano de la villa.

Pasear por Navia es pasear por la historia, es hacerlo por los mismos sitios por los que en su día lo hicieron Jovellanos, Ramón de Campoamor o todos aquellos que en su día se fueron y no siempre regresaron. Navia es tierra de emigrantes, y a ellos está dedicado el monumento que hay en el Mirador El Monolito. La inscripción dice: “De cara a la gran aventura de las Américas, dejaron su tierra y cruzaron al mar iluminados por una eterna alborada de descubrimientos. Estas piedras son el homenaje permanente y entrañable de los que quedamos a cuantos emigraron y volvieron y a los que nunca más retornaron”. Leer esta inscripción con el mar de fondo y la brisa marina rozando nuestro rostro es sin lugar a duda una de esas sensaciones que, por mucho que describamos, solo cuando se siente, se puede comprender.  El Monolito nos ofrece unas inmejorables vistas de la costa de Coaña (Ortiguera) y del Mar Cantábrico, el inmenso mar.  Subir a El Monolito no sólo es cosa de turistas, todo buen naviego acostumbra a darse una vuelta por este rincón. El porqué es un misterio pero lo cierto es que una vez que subes, apetece volver. Si elegimos hacerlo por la noche podremos disfrutar de una calma y unas vistas que sólo la erosión de los elementos naturales han logrado cambiar, pues el resto está intacto desde quién sabe cuando.

Monolito Navia

Siendo la historia uno de los rasgos característicos, no sólo de la villa, si no del concejo, no podemos olvidarnos del Parque Histórico del Navia. Definirlo no es sencillo, pues se trata de un parque temático pero no es cerrado, hay puertas de entrada pero no de salida. Las atracciones nos las encontramos según vamos recorriendo los caminos o cambiando de un pueblo a otro, y quizá eso es lo que hace que sea tan especial.

¿Te apetece conocer Navia? Si quieres más información sobre Asturias como destino turístico, anímate a leer nuestros artículos: Ruta por la Costa de Asturias, Desfiladero de las Xanas, Las formaciones subterráneas de Asturias, Valles de Asturias o Los lagos de Covadonga.

Si por el contrario prefieres visitar algún pueblecito o ciudad, te proponemos visitar los pueblos de Los 5 mejores pueblos del interior de Asturias, Luarca, Candás, Tazones o Cangas de Onís.

Katia

Katia

Me llamo Katia, tengo 25 años, soy viajera incansable y amante de la gastronomía y Asturias. A través de mis artículos os descubriré rincones que no creíais que existían en España.
Katia