Oviedo

Oviedo, capital del Principado de Asturias,  es una de las ciudades más conocidas del norte de España, con una belleza singular que no deja a nadie indiferente. Con una población superior a los 200 mil habitantes, se trata de una ciudad donde la cultura está muy presente y en donde sus habitantes siempre estarán dispuestos a ayudar a cualquier turista que se acerque a conocer su ciudad.

 

Oviedo fué fundada en el S. XIII, era un paso oblgado para los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela en la Edad Media. Hoy es parada para obligada para el turismo. Oviedo cuenta con numerosos atractivos como su Caso Antiguo, la Catedral y el Teatro Campoamor, donde se celebra la entrega de los premios Principe de Asturias

Lo ideal es que puedas pasar unos días en Oviedo para que realmente “vivas” la ciudad como un habitante más y conocer cómo puedes aprovechar tus horas en esta magnífica ciudad. Sus calles cuentan con un elevado nivel de peatonalización, haciendo de la ciudad un lugar agradable para pasear con numerosas fuentes y esculturas.

oviedo la regenta

Comenzamos nuestro recorrido en el Casco Antiguo de la ciudad y partimos desde la Plaza de la Escandalera, límite que separa la ciudad vieja de la modernaen la que el reloj de la Caja de Ahorros marca las horas repicando el sonido de “Asturias Patria Querida“, dirigiéndonos hacia la Plaza de la Catedral.  Continuamos por por la calle San Francisco donde encontraremos  el Edificio de la Universidad de Oviedo fundada en 1574 y a continuación la Plaza de Porlier, donde están el Palacio de los Marqueses de Campo Sagrado (S. XVIII), sede del Tribunal Superior de Justicia y el Palacio de los Condes de Toreno (S. XVII), sede del Real Instituto de Estudios Asturianos. Ya en la Plaza de la Catedral podemos observar varios edificios interesantes de los S. XV al XVIII y la Iglesia de San Tirso (S. IX).

En Oviedo existen un sin fin de esculturas en sus calles y una de las más destacadas es la  de Ana Ozores, protagonista de la novela “La Regenta” de Leopoldo Alas, que nos encontramos en la Plaza de la Catedral. Justo detrás de esta escultura, dentro del casco histórico medieval, veremos la Catedral de San Salvador, conocida por su fachada gótica del siglo XIV. La Catedral cuenta con una torre bastante impresionante de unos 80 metros de altura. Comenzó a edificarse a fines del S. XIII y se terminó a mediados del S. XVI. Sin duda vale la pena vale  visitar el interior de la catedral en el que encontrarás el Retablo Mayor, y si  disponemos de  tiempo,visitaremos la Cámara Santa (S. IX) declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en donde se guardan reliquias como por ejemplo la Cruz de la Victoria, la Cruz de los Ángeles, símbolos de Asturias y Oviedo respectivamente o el Santo Sudariano,  el Claustro y la Torre Románica. o Vieja y el Cementerio de Peregrinos donde se enterraban a los peregrinos que fallecían en Oviedo cuando se dirigian o regresaban de visitar la tumba del apóstol Santiago en Santiago de Compostela.

Podemos pasear por la calle Santa Ana, donde se encuentra el Palacio de Velarde, hoy Museo de Bellas Artes de Asturias con una de las mejores colecciones de arte de España o al Museo Arqueológico con colecciones desde la Prehistoria a la época medieval. Esta calle conduce a la Corrada del Obispo, plaza en la que se halla el Palacio Arzobispal. Por la calle Jovellanos podemos apreciar los restos de la muralla incrustados en las paredes del Convento de San Pelayo y al otro lado de ésta se extiende la calle Gascona, bulliciosa ruta de sidrerías. La Plaza del Paraguas es una de las plazas más bonitas y curiosas de la ciudad, construída para cobijar a las vendedoras de leche durante la primera mitad del siglo pasado.

Para hacer compras o comer algo rico, lo mejor es recorrer la calle Jovellanos. En ella encontrarás tiendas que venden dulces típicos de la ciudad como los carbayones o las nuglass, que seguro te dan ganas de llevar de recuerdo. No olvides probar la sidra asturiana en cualquier bar junto con las típicas tapas de la ciudad.

La Plaza de la Constitución, de forma cuadrangular la forman el Ayuntamiento y la iglesia de San Isidoro el Real. Cerca de ésta encontramos la Plaza del Fontán de forma porticada, es uno de los lugares atractivos de la ciudad. Cerca del Ayuntamiento está la Plaza de Trascorrales, hoy centro cultural municipal y con magníficos restaurantes.

Plaza Fontán

Y ya fuera del Casco Antiguo, en pleno centro urbano junto a la calle Uría, principal arteria de la ciudad, encontramos el Parque de San Francisco, principal pulmón urbano de Oviedo.

Parque San Francisco

En sus proximidades se encuentra el Teatro Campoamor y el Palacio de la Junta General del Principado. Ahora nos dedicamos a pasear por las calles aledañas a la calle Uría y disfrutar de las esculturas que encontramos.

Teatro Campoamor

No te puedes perder la visita en coche o autobús al Monte Naranco, con unas impresionantes vistas de la ciudad y poder conocer dos de los emblemas del Prerrománico Asturiano -Patrimonio de la Humanidad-: Santa Mª del Naranco y San Miguel de Lillo.

Si te ha parecido interesante nuestro artículo, te invitamos a que leas: Las 5 mejores playas del Oriente Asturiano, Las 5 formaciones naturales más espectaculares en Asturias, La costa de los dinosaurios, Los Picos de Europa y sus miradores, El desfiladero de las Xanas o La Ruta del Cares.

Si por el contrario prefieres visitar algún pueblecito o ciudad, te proponemos visitar los pueblos de Los 5 mejores pueblos del interior de Asturias, GijónLlanes, Candás, Cudillero o Lastres.