Teverga

Enclavado en un marco natural inigualable, Teverga es uno de esos pueblos con encanto de Asturias.
El mismo que tienen sus gentes, pues siempre reciben al visitante ofreciendo lo mejor y ayudando en cuanto pueden. Teverga se encuentra a unos 40 minutos de Oviedo, y su ubicación es perfecta en lo que a naturaleza se refiere. A un lado, el Parque Natural de Somiedo, al otro el Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa. Se trata de un destino ideal si tenemos pensado hacer turismo activo o simplemente nos apetece adentrarnos en la naturaleza.

En un entorno inigualable, Teverga es de esos concejos que enamoran. Su ubicación privilegiada, pues se encuentra a unos 40 minutos en coche desde Oviedo, hace que este concejo sea el lugar idóneo para disfrutar de la naturaleza sin tener que hacer largos desplazamientos.

El nombre de Teverga va unido al del Oso, al buen comer y al disfrutar de la vida. Pocas cosas más se pueden pedir cuando, tras haber visto a Paca y Tola, hemos comido bien, y podemos descansar en un enclave como este. Lo que antaño fue un pueblo minero, hoy se mezcla con el carácter tradicional y la bondad de su gente.

Teverga, pueblo ejemplar

Teverga Pueblo ejemplar

Ceremonia de Teverga Pueblo ejemplar

En el año 2013, Teverga fue galardonada con el Premio Pueblo Ejemplar, concedido por la Fundación Príncipe de Asturias. Un día soleado de Octubre los (por aquel entonces) Príncipes de Asturias se desplazaron hasta La Plaza para hacer entrega del merecido galardón a todos los vecinos. Ese día, Teverga estaba en todas las cadenas nacionales. Sin embargo, este no fue sino un empujón más para un concejo que ha sabido ganarse su sitio con esfuerzo y dedicación. Lo bueno de un concejo como este es que tiene una oferta turística muy amplia, pues como siempre decimos, hay tantas formas de viajar como viajeros. En cuanto a la arquitectura, es visita (casi) obligada, La Colegiata, Santa María de Villanueva y Nuestra Señora de Cébrano. Su arquitectura popular es también digna de mención, sus casas de colores con la montaña de fondo o el patrimonio industrial son dos ejemplos de historia viva.

La senda del Oso

Senda del oso

Senda del oso en Asturias

Visitar Teverga y no hacer la senda del Oso (o alguno de sus tramos), es imperdonable. Se divide en tres tamos, con una longitud de 25 km aproximados.

El primero comienza en Tuñon, y según vamos caminando (o en bici) nos toparemos con la iglesia prerrománica de Santo Adriano de Tuñón (del siglo IX), atravesaremos el desfiladero de las Xanas, catalogado como monumento natural y el cercado del Oso, donde viven Paca y Tola. Ya en Proaza podemos visitar la casa del oso, y si continuamos la ruta, en Caranga se bifurca. Al este va hacia Quirós, al oeste hacia Teverga. Si elegimos ir hacia el oeste, el último tramo del recorrido es el que va desde Entrago a Cueva Huerta. En este tramo tenemos la posibilidad de coger el acceso directo al Parque de la Prehistoria. No podemos irnos sin contemplar la Peña de Sobia, las ruinas del Castillo de Alesga y el monumento natural de Cueva Huerta.

Precisamente la Cueva Huerta es nuestra siguiente recomendación. Se trata de una joya natural que, con los guías adecuados podremos disfrutar,sin temor alguno. Como cualquier actividad dentro de una cueva implica su dificultad, aunque ésta podrán realizarla incluso los niños. El Parque de la Prehistoria es ideal si vamos con niños, pues tiene actividades dirigidas a ellos y mucho contenido interactivo, lo que permite que la visita sea amena y divertida. Además de ver buenas recreaciones de las cuevas con su arte rupestre, podremos ver bisontes y caballos, siendo la parte más bonita de la visita para muchos niños.

Teverga es sinónimo de naturaleza y otra manera de disfrutarla es con una ruta de senderismo hasta la Cascada del Xiblu. Es una ruta idónea para todo el año, siempre que en los meses más fríos vayamos con un poco más de precaución pues la nieve y las bajas temperaturas pueden darnos un susto en forma de resbalón. Si comenzamos en Braña La Puerca atravesarmos el Hayedo Montegrande, el tercer pulmón de Asturias para llegar al punto final, la Cascada. Cualquier foto que haya por la red se queda corta describiendo la belleza de este lugar. El sonido del agua cayendo, la suave brisa y los colores tan intensos a su alrededor hacen de este paraje un lugar divino en la tierra. La mayor parte de la ruta (8,5km en total) discurre por una pista forestal y cuenta con paneles indicativos a lo largo de todo el recorrido, ya sean del propio camino como de elementos de interés que haya en las inmediaciones. Cuentan los más aficionados y los habituales de esta zona, que es relativamente sencillo dejar nuestras huellas junto a huellas frescas de lobos, ciervos e incluso osos.

¿Dónde comer en Teverga?

Ya que es importante reponer fuerzas después de tanto deporte, ahí va una recomendación gastronómica. Teverga es uno de los 11 municipios que conforman el Camín real de la Mesa. Se trata de un “camino” de origen prerromano y que más tarde se convirtió en una prolongación al mar de la Vía de la Plata desde Asturica Augusta. En la actualidad, esta agrupación pone en alza los valores de la gente de estos municipios, su carácter rural y tradicional. Una de sus labores más destacadas es la gastronómica. En estas tierras se crían las “xatas roxas” de Asturiana de los Valles, se elabora el queso Afuega ‘ L Pitu y se cultiva la escanda. Recetas tradicionales de esta zona son la tarta con fresas de Candamo o la Rosca de avellanas. Junto a ellas, como no, los clásicos: el pote y la fabada.

Si os apetece tomar un vino mientras los “paisanos” del pueblo juegan la partida en un bar con dos siglos de antigüedad, pasaos por la Taberna Narciso. Es de esos sitios a los que hay que ir sí o sí aunque sólo sea para ver su decoración, casi intacta con 200 años encima. Para comer, seguro que en todos se come bien con la buena materia prima que hay en la zona pero los “de toda la vida” por así decirlo son Casa Laureano y Aladino. Sea cual sea el elegido seguro que es una buena elección. En Teverga tenemos muchas opciones para disfrutar de la naturaleza, las que aquí os mostramos son solo una pequeña parte de todo lo que podemos hacer en este concejo. No lo dudéis, Teverga no defrauda.

Katia

Katia

Me llamo Katia, tengo 25 años, soy viajera incansable y amante de la gastronomía y Asturias. A través de mis artículos os descubriré rincones que no creíais que existían en España.
Katia

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


19 − 2 =